Por Leonardo Gannio, Fundador & CEO de MAGIIS

 

“Nunca desaproveches una buena crisis” dice la frase popular. Atravesamos momentos sin precedentes pero en lugar de centrarnos en las amenazas y lo que ya no es posible, hagamos el ejercicio de buscar oportunidades en las nuevas tendencias de cambio.

 

La industria del traslado de personas ha sido uno de los sectores más afectados durante esta pandemia. Si bien sabemos que esta situación pasará es fundamental ser creativos para posicionarnos con éxito frente a la nueva normalidad.

 

4 nuevas tendencias a nivel mundial

En China, Estados Unidos y Europa los pasajeros están:

  • Privilegiando el trabajo remoto y reduciendo su exposición al transporte público, el raid sharing y el transporte compartido (pool) para minimizar las probabilidades de contagio.
  • Incrementando significativamente las contrataciones de servicios de traslados en modo individual o compartido con familiares o sus círculos íntimos.
  • Capacitándose en tecnologías digitales —más del 30% de la población lo ha hecho por primera vez— o incrementando el uso de las actuales aplicaciones disponibles en sus smartphones o laptops.
  • Usando múltiples formas de movilidad, dando prioridad a aquellas que cumplan con protocolos de higiene y seguridad, inspiren confianza y ofrezcan servicios de calidad. Los costos son considerados en sexto lugar al momento de contratar un traslado.

Latinoamérica no es ajena a estas tendencias. Pasado el primer ciclo de la pandemia, el indefectible efecto rebote de la economía impulsará fuertemente la industria de traslados como agente indispensable para el desarrollo regional.

 

 

¿Cómo prepararse para surfear la ola?

Históricamente, luego de las diversas crisis, la región ha experimentado grandes crecimientos sostenidos en el tiempo. Por lo tanto, a prepararse para eso.

  1. Dividir el problema en partes en lugar de intentar resolverlo en su totalidad, lo cual es una estrategia destinada al fracaso.
  2. Separar las partes en dos grandes grupos: aquello que está bajo nuestro control y lo que no. No es posible controlar lo que los gobiernos harán frente a la crisis, ni conviene esperar subvenciones del Estado, la llegada de una vacuna salvadora, etc.
  3. Pasar de la queja a la acción, anticipando las soluciones que están bajo nuestro control.

 

¿Dónde concentrar esfuerzos?

Es momento de servir a nuestros clientes y comunidades.

 

Las grandes aplicaciones internacionales de traslados están lidiando con sus propios inconvenientes de costos y baja de facturación. Según un reporte de McKinsey & Company de mayo de 2020, la facturación de los Ride Hailers ha caído entre un 60% y un 70%.

 

Esto significa que el marcador se ha reiniciado y un nuevo partido está por comenzar. Podemos salir a la cancha a conseguir nuevos clientes o prospectos al más bajo costo de adquisición unitario.

 

5 acciones concretas hacia adelante

  1. Capacitarse en liderazgo, administración y gerenciamiento con las múltiples ofertas online. Dedicar mayor tiempo al desarrollo profesional del que se dedica a escuchar o leer noticias.
  2. Invertir tiempo en los empleados más comprometidos, de mayor productividad y que agregan valor a la compañía.
  3. Desarrollar manuales de procedimientos y atención a clientes para la empresa, los choferes y la administración.
  4. Invertir en tecnologías que permitan asimilar o escalar en cantidad de nuevos clientes individuales, clientes corporativos y choferes.

Analizar la posibilidad de adquisiciones o asociaciones con compañías de la competencia. Es un momento único para adquirir empresas a un precio por debajo de valor normal de mercado.

 

 

 

Nadie tocará nuestra puerta para ofrecernos el éxito. Cada uno es creador y artífice de su destino. Recuerda: no te centres en la amenaza, descubre la oportunidad.