Después de que fundara y vendiera Aktio, la principal empresa mayorista de tecnología de la Argentina en 2015, Leonardo Gannio , de 55 años, no se quedó sentado y desarrolló una plataforma digital llamada Magiis, que busca que las empresas de transporte de pasajeros puedan competir con aplicaciones internacionales como Uber .

 

«Cuando vendí la compañía me mudé un año a los Estados Unidos y noté que el mercado del transporte estaba sufriendo una transformación brutal. Ahí había diferentes aplicaciones internacionales peleando entre ellas, pero veía que también existían un montón de emprendedores que querían competir con un servicio fantástico, pero que no tenían las herramientas», afirmó Gannio en diálogo con LA NACION .

 

De acuerdo con él, a menos que una empresa de transporte de pasajeros tenga una flota de 3000 a 4000 autos no puede tener una aplicación competitiva en el mercado , además de que ningún competidor querría usarla y compartir su información. Así, formó una empresa de tecnología que no opera vehículos sino que se dedica exclusivamente al desarrollo de la herramienta.

 

¿Qué ofrece Magiis? Una plataforma marca blanca que se personaliza de acuerdo con la empresa de transporte tanto en la parte móvil como el back office . Esta plataforma permite no solo interactuar con el pasajero individual, sino que también tiene un portal para empresas y corporaciones, por lo que se profesionaliza la relación con las empresas.

La plataforma profesionaliza la relación de las empresas de transporte de pasajeros con otras empresas
La plataforma profesionaliza la relación de las empresas de transporte de pasajeros con otras empresas

«Al ser una plataforma omnicanal es una herramienta ideal para la transformación digital, porque la empresa continúa operando normalmente: sigue tomando los pedidos por teléfono, vía WhatsApp y al mail, pero se le agrega el condimento de la automatización total de la empresa y además el canal digital vía una aplicación móvil o cualquier otro elemento digital», explicó.

 

El modelo de negocio es de pago por uso, por lo que Magiis se queda con un porcentaje de la facturación mensual de la empresa y el mercado es grande: en la Argentina hay 51.000 unidades registradas para el transporte de personas y todo ese mercado mueve US$664 millones al año . «La intención es captar en tres años entre el 8,5 y el 10% de eso y facturar aproximadamente US$60 millones en 2022», agregó. La inversión inicial en el desarrollo de la herramienta fue de casi US$2 millones.

 

La casa matriz de la empresa se encuentra en los Estados Unidos, pero tienen una oficina local en la que trabajan 25 personas directa e indirectamente y la idea es ir lanzando la plataforma en otros mercados de Latinoamérica hasta llegar a los Estados Unidos. El mercado latinoamericano representa US$17.000 millones al año y EE.UU., US$57.000 millones.

 

«Nosotros detectamos que este mercado recién comienza a ser disruptivo a pesar de que hay gente que percibe algo distinto. Las empresas de transporte están más o menos en la década de los 80 cuando todas las empresas tenían su sistema contable. Todas tienen un sistema contable. Entonces decidimos hacer una plataforma de clase mundial que sea lo más flexible posible para poder incorporarle novedades cada 15 días y ofrecer a estas compañías un sistema world class y que no tengan que desarrollar su sistema», detalló.

 

En cuanto a gigantes como Uber, consideró que no está probado que estén dando ganancias a nivel mundial, además de los inconvenientes que tienen desde el punto de vista legal. «Los chóferes tienen que trabajar más para conseguir el mismo dinero que conseguirían trabajando profesionalmente. El ecosistema no está equilibrado y cuando esto es así, el modelo a mediano plazo falla. Nuestro objetivo final es que las empresas de transporte impacten positivamente en su comunidad y cuando hablo de comunidad hablo de chóferes, pasajeros e inclusive de la propia empresa. Con el advenimiento de las aplicaciones internacionales pasamos de un modelo de muchas empresas y muchos clientes a dos o tres gigantes que se comunican directamente con el cliente final y les sacan todos los clientes a esas empresas. Pero indefectiblemente el mercado digital va a llevar a varias empresas totalmente interconectadas trabajando en un formato de red», concluyó.