Por Sol Giorgetti

Con la aparición de aplicaciones como Uber, Cabify y la recién llegada Beat, que permiten pedir un auto solo con un par de clicks, los usuarios están cada vez más acostumbrados a la inmediatez, la comodidad y el menor costo que estas ofrecen.

Estas virtudes son algunas de las causas del crecimiento exponencial de estas plataformas. Aunque al mismo tiempo, en Argentina los conflictos legales continúan girando alrededor de ellas.

Cabify cerró el 2019 con más de 33 millones de usuarios en todo el mundo y más de 200 mil conductores asociados. Por su parte, Beat registró más de 487 mil conductores y 14 millones de usuarios. A nivel local, Uber ya supera los 2 millones de pasajeros y los 75 mil choferes.

 

Para darle la posibilidad a las empresas tradicionales de competir en este ecosistema digital, se creó Magiis, una plataforma que digitaliza en su totalidad la operación de cualquier empresa de transporte de personas.

 

«Es un servicio de plataforma para automatizar todo el proceso. Hoy las empresas de transporte se manejan con planillas de excel o con software propio. Con esta plataforma, ellos crean una empresa totalmente digital que pueden dar servicios a estos clientes finales al igual que otras aplicaciones, pero desde su propia empresa y con marca», explica a iProUP Leonardo Gannio, CEO y fundador de Magiis.

Al tratarse de una plataforma y no solamente de una aplicación, el servicio es más integral: «Esto significa que el que la utiliza tiene un back office, tiene un front que es mobile o web y todo una lógica interna que permite parametrizar la empresa de transporte de personas al estilo que cada una opera. Somos como la Tienda Nube para esas compañías», señala el ejecutivo.

La empresa nace de la oportunidad que el propio Gannio detectó mientras vivía en Estados Unidos: «Allá había una disrupción muy grande con el mercado de movilidad de personas. A partir de ahí empecé a estudiarlo y lo modelicé en tres grupos bien definidos. Uno es el de ride sharing, que son las aplicaciones que todos conocemos donde hay choferes no profesionales y autos particulares que transportan gente en su tiempo libre; después hay otro modelo profesional con chóferes profesionales. Esto abarca los remises, los ómnibus, el subte, los trenes, entre otras opciones y tiene un gran crecimiento a nivel mundial.

«Después hay un tercer modelo de auto conducción donde uno alquila un vehículo, que puede ser una bicicleta, un monopatín o un auto, pero el chofer no es profesional, sino que es uno mismo que se desplaza de un lugar a otro», revela.

En esa línea, agrega: «El grupo 2 y el grupo 3 manejan el 75% de la movilidad de las personas a nivel mundial y está en un proceso de transformación digital muy grande. A partir de esa visión nosotros decidimos crear esta plataforma de marca blanca para poder prestarle servicios a las empresas que operan dentro de estos modelos. Magiis les permitirle varias cosas: Primero, entregar la mejor experiencia de viaje de punta a punta al pasajero, segundo, focalizarse sólo en proveer valor agregado y en poder ser muy competitivos dentro de esta nueva economía digital. Tercero, brindar seguridad de viaje a través de la trazabilidad completa del cliente final y desde el chofer o el auto que está manejando. Y Cuarto, provee un proyecto sustentable».

 

Magiis se inició en Estados Unidos desde el punto de vista empresarial, se desarrolló íntegramente en Argentina donde también se realizó el piloto con tres empresas.

 

«Estamos partiendo por Argentina, luego vamos a seguir en todo el Cono Sur; Chile y Uruguay y, dependiendo de las condiciones de los países de Latinoamérica, seguiremos hacia el norte o lanzaremos directamente en Estados Unidos», proyecta Gannio.

La financiación comenzó siendo propia, hasta que llegaron las rondas de inversión. «Empezamos a desarrollar la plataforma con un capital propio de 2 millones de dólares y al año abrimos capital, hicimos una ronda de inversión semilla en Estados Unidos, la inscribimos en la SEC (Security Exchange Commission) y cerramos la ronda en diciembre del año pasado. Eso capitalizó a la empresa, dándole un valor de 10 millones de dólares solo en su fase piloto», cuenta.

«En Argentina, hay alrededor de 50 mil unidades registradas legalmente. De nuestro relevamiento, hay casi un 35% más de unidades que no están registradas y que forman parte del ecosistema. Esas 50 mil unidades más las no registradas generan una economía aproximada de 664 millones de dólares al año solo acá. Nosotros pretendemos captar de acá a tres años un 8% de market share dentro de ese negocio. Si vemos Latinoamérica, el negocio del transporte teniendo en cuenta los modelos A y B que comentaba, son más o menos 17 mil millones de dólares, por lo tanto las proyecciones son mucho más altas para Latinoamérica y ni hablar de Estados Unidos donde el negocio son 25 mil millones de dólares al año», expone el CEO.

Respecto del resto de las aplicaciones de ride sharing, desde Magiis se muestran críticos.

«Estas plataformas están desintermediando y empobreciendo parte del ecosistema; a los choferes, a los dueños de autos, a los dueños de los restaurantes cuando piden comida. Hay una concentración y un oligopolio muy grande. Con esta herramienta nosotros potenciamos a los emprendedores y ampliamos el ecosistema tratando de balancearlo para que todos ganen. Como en toda economía digital, queremos lograr que muchas empresas puedan dirigirse a muchas personas y conectarse en forma de networking. Nuestra misión es empoderar a estos emprendedores o dueños de compañías de transporte para que tengan un alto impacto en su comunidad», explica el ejecutivo.

 

¿Cómo funciona?

 

La empresa que desee contar con estos servicios, debe inscribirse en la plataforma y esperar un día; durante ese período, desde Magiis verificarán si dicha firma realmente se dedica al transporte de personas. Una vez pasada esa etapa, se habilita la plataforma para parametrizarla en su totalidad y comenzar a operar.

«Esta tecnología está montada sobre una nube comercial, de las más reconocidas que existen. Desarrollamos todo el back end en Java y todo el front end en una tecnología llamada Angular para poder tener velocidad de desarrollo. Magiis se actualiza cada 15 días, vamos agregando módulos y novedades cada dos semanas, por eso necesitamos tener herramientas de desarrollo muy dinámicas y que permitan actualizaciones frecuentes. Para poder escoger las herramientas que utilizamos actualmente, hicimos un relevamiento de mercado para ver cuáles eran las tecnologías que las empresas más reconocidas utilizaban y las copiamos para desarrollar la nuestra en base a eso», comenta Gannio.

 

Sustentabilidad

 

Desde Magiis, aseguran que la plataforma es sustentable por los servicios que brinda en distintos puntos:- Efecto multiplicador: «Una plataforma que empodera empresas y que permite crecer a empresarios más rápido y de forma exponencial genera un efecto multiplicador, trabajo legal, autos registrados, recambio de flota. Es un proyecto de círculo virtuoso porque no empobrece, sino que ayuda a empoderar a estos dueños».

– Carbón neutral: «Fomentamos el carbón neutral, porque un conductor que trabaja para una empresa conduce un 35% menos que un conductor que trabaja para una app de transporte, eso significa que hay más gasto de neumáticos, de personas y de combustible».

Link a la nota: https://www.iproup.com/startups/11924-es-argentino-y-creo-la-plataforma-que-convierte-a-cualquier-empresa-de-transporte-en-un-servicio-digital