La plataforma de transporte urbano Uber ha recortado el 30% de su plantilla en España en el marco de una oleada de despidos mundiales provocada por la pandemia del coronavirus.

Según fuentes de la multinacional estadounidense, unas 30 personas se han quedado sin trabajo. “Tras una larga negociación, la empresa ha llegado esta semana a un acuerdo con los representantes de los trabajadores sobre el expediente de regulación de empleo que se ha visto obligada a aplicar por la situación excepcional vivida en los últimos meses. Ha sido una decisión difícil y queremos agradecer a todos los trabajadores su compromiso y profesionalidad”, explican fuentes de la compañía, dirigida en España por Juan Galiardo.

Tras una larga negociación, 30 personas se han visto afectadas por el ERE, según la empresa

El ERE afecta al personal de distintas áreas técnicas, que la empresa no puede concretar, si bien su consejero delegado a nivel mundial, Dara Khosrowshahi, anunció que uno de los perfiles más afectados sería el de atención al cliente. En España, la empresa cuenta con oficina central en Madrid y otras dos en Barcelona y Sevilla. Según la compañía, las tres seguirán operativas.

Los despidos en España se enmarcan dentro de la oleada de 6.500 recortes anunciada el pasado mes de mayo. Entonces, la empresa levantó polémica no solo por la impopularidad que conlleva una medida como esta –afecta al 25% de la plantilla mundial– sino por las formas de comunicarse con los trabajadores. Según el Daily Mail , los despidos se realizaron a través de la aplicación Zoom en videoconferencias de 3 minutos, deshumanizando aun más la relación entre la plataforma y sus empleados. En España, los despidos han tardado dos meses en llegar por motivos burocráticos y se han ejecutado de forma personal.

Los despidos en España se enmarcan dentro de la oleada de 6.500 recortes anunciada el pasado mes de mayo

Desde que estalló la pandemia, sus servicios de movilidad urbana –coches con conductores, patinetes, reparto de comida a domicilio– se han visto severamente afectados. Según los últimos resultados disponibles, del primer trimestre del 2020, la empresa registró unas pérdidas de 2.900 millones de dólares, las mayores en el último año. Sin embargo, los ingresos crecieron un 54%, hasta los 15.800 millones de dólares.

La empresa trata ahora de ­reestructurar su organización y centrarse en regiones estraté­gicas. Ha “cerrado o consolidado” 45 oficinas y ha abandonado operaciones que tenía en marcha. Recientemente, su servicio de patinetes Jump ha pasado a integrarse con su competidor ­Lime.

Link a nota: https://www.lavanguardia.com/economia/20200718/482351097907/uber-despide-30-plantilla-espana.html